PLASMA RICO EN PLAQUETAS

En estos últimos meses la terapia de Plasma Rico en Plaquetas (PRP) ha tomado mucha fuerza en especial el campo estético…pero la pregunta es: ¿Qué es el Plasma Rico en Plaquetas (PRP)?.

Comencemos en orden y que mejor que empezar por la historia del Plasma Rico en Plaquetas PRP, que data en el año de 1994 donde se utilizó por primera vez a nivel de cirugía maxilofacial. Los especialistas en búsqueda de algún material adhesivo que ayudara en la reconstrucción de hueso recurrieron al uso de sangre extrayendo el plasma que es rico en fibrina y se obtiene por un proceso de centrifugación, aplicándolo en el área a tratar con excelente resultados, lo que motivo a estudiar a mayor profundidad el plasma, descubriendo que este era rico en factores de crecimiento que ayudaba a la regeneración de tejidos y se empezó a aplicar en otras áreas de la medicina como a nivel de Angiología (arterias y venas), ortopedia, traumatología, odontología y estético.

Este Plasma Rico en Plaquetas PRP es un procedimiento AUTOLOGO es decir se obtiene de la sangre del propio paciente, se toman varios tubos de sangre de una vena periférica que posteriormente se coloca en un equipo llamado centrifuga que como su nombre lo dice centrifuga la sangre, separando el plasma de los glóbulos rojos. Finalizado este proceso se extrae el plasma y se inyecta en el área a tratar, llámese bien hueso, vena, ulcera varicosa o piel.

Actualmente muchos profesionales agregan productos en este plasma como medicamentos naturales para potenciar su efecto.

En Medicina Alternativa Van Uden IPS le agregamos ozono justamente para potenciar estas propiedades del plasma y obtener mejores resultados.

faciales

Mencionamos que el Plasma Rico en Plaquetas PRP es rico en factores de crecimiento entre estos COLAGENO y ELASTINA, que con el pasar de los años baja su producción en piel dando un aspecto de piel marchita, seca, sin brillo y acentuando  las líneas de expresión. Al aplicar el Plasma Rico en Plaquetas PRP se estimula la producción de estos factores de crecimiento haciendo que la propia piel produzca tejido nuevo, haciendo un efecto de relleno, mejorando la hidratación y regresándole un aspecto de luminosidad y rejuvenecimiento.

La ventaja del PRP es que al realizarse con la misma sangre del paciente, representa un riesgo bajo.

Los resultados se pueden observar promedio a los 7 días y el protocolo de aplicación varía según el paciente, pero se recomienda de 3 a 4 sesiones en el año para seguir estimulando el proceso de regeneración tisular.

Este procedimiento al ser invasivo debe ser realizado por personal autorizado y calificado, además de un sitio adecuado para su aplicación.

 

Yuly Arián Aldana Pabón, MD, Ms.
Médico con enfoque en Terapias Alternativas
Máster en Medicina Biológico Naturista
Universidad de León (España)

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Translate »